2006 ADECUACIÓN DEL TORREÓN DE LOS GUZMANES

Caleruega, Burgos.

El torreón, llamado de los Guzmanes porque tradicionalmente se ha vinculado a la familia de Santo Domingo de Guzmán, tiene forma rectangular de 12 x 18 m y esta orientado de noroeste a sureste, con la portada abierta en esta última fachada. Tiene aproximadamente veinte metros de altura, con muros macizos de hasta dos metros de anchura reforzados con sillares en las esquinas. Por el exterior presenta vanos correspondientes a tres alturas, que no se corresponden con las cuatro divisiones internas, consecuencia estas últimas de la intervención de mediados del siglo XX, momento en el que también se reforma la parte culminante del edificio y se cambia la morfología del terreno inmediato, sustituyendo la leve pendiente, que salvaba el metro y medio desnivel entre el convento de las monjas y la puerta de la torre, por una plataforma escalonada de hormigón.
Con la intervención actual se pretende poner en relieve las cualidades arquitectónicas del edificio que se han venido perdiendo a lo largo del tiempo, además de acoger el programa museístico previsto.
La actuación, desde el punto de vista arquitéctonico, se basa en recuperar aspectos como el de la implantación con un nuevo basamento y acceso, el número de plantas que presentaba en origen (una menos que las actuales), y la recreación de un remate. A los efectos de la recuperación de los materiales, se ejecutan en madera los forjados a los niveles originales y una escalera de tres tramos en la que el central absorbe la diferencia de altura entre las distintas plantas.
El remate superior del torreón se proyecta mediante la disposición de un elemento ligero a modo de caja retranqueada del perímetro para minimizar su impacto, con estructura metálica para soporte de la cubierta con acabado en tablero baquelizado fenólico.
En cuanto a los accesos y entorno del edificio, se ejecuta de un conjunto de pasarela-escalera exterior de acceso a una rampa que sobre el basamento del torreón -transformado en un talud de adoquín y terreno- da acceso a la puerta de entrada.
El torreón, llamado de los Guzmanes porque tradicionalmente se ha vinculado a la familia de Santo Domingo de Guzmán, tiene forma rectangular de 12 x 18 m y esta orientado de noroeste a sureste, con la portada abierta en esta última fachada. Tiene aproximadamente veinte metros de altura, con muros macizos de hasta dos metros de anchura reforzados con sillares en las esquinas. Por el exterior presenta vanos correspondientes a tres alturas, que no se corresponden con las cuatro divisiones internas, consecuencia estas últimas de la intervención de mediados del siglo XX, momento en el que también se reforma la parte culminante del edificio y se cambia la morfología del terreno inmediato, sustituyendo la leve pendiente, que salvaba el metro y medio desnivel entre el convento de las monjas y la puerta de la torre, por una plataforma escalonada de hormigón.
Con la intervención actual se pretende poner en relieve las cualidades arquitectónicas del edificio que se han venido perdiendo a lo largo del tiempo, además de acoger el programa museístico previsto.
La actuación, desde el punto de vista arquitéctonico, se basa en recuperar aspectos como el de la implantación con un nuevo basamento y acceso, el número de plantas que presentaba en origen (una menos que las actuales), y la recreación de un remate. A los efectos de la recuperación de los materiales, se ejecutan en madera los forjados a los niveles originales y una escalera de tres tramos en la que el central absorbe la diferencia de altura entre las distintas plantas.
El remate superior del torreón se proyecta mediante la disposición de un elemento ligero a modo de caja retranqueada del perímetro para minimizar su impacto, con estructura metálica para soporte de la cubierta con acabado en tablero baquelizado fenólico.
En cuanto a los accesos y entorno del edificio, se ejecuta de un conjunto de pasarela-escalera exterior de acceso a una rampa que sobre el basamento del torreón -transformado en un talud de adoquín y terreno- da acceso a la puerta de entrada.
Arquitectos: A3GM, Smara Gonçalves Diez, Carlos Miranda Barroso,
Leonardo I. González Ferreras
Colaboradores: Gonzalo Rivas del Río, arquitecto técnico
Cliente: Junta de Castilla y León. Dirección General de Patrimonio y Bienes Culturales. Consejería de Cultura y Turismo
Superficie:
Emplazamiento: Caleruega, Burgos
Concurso:
Proyecto: 2006
Obra: 2009
Constructor: Cabero
Presupuesto: 375.795€
Fotografías: A3GM
Publicado:
Premiado: PREMIO – X Premios de Arquitectura de la Demarcación de Burgos del COACyLE
Esta entrada fue publicada en Cultural, Patrimonio, Proyectos, Restauración y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.